La posibilidad de error o engaño, o riesgo de confusión en los consumidores, debe ser ponderado no únicamente mediante la comparación abstracta de las marcas, sino que también con la potencial respuesta del público consumidor enfrentado a ellas en concreto.

No se puede olvidar que se busca proteger al consumidor de erradas adquisiciones al confiar en una supuesta procedencia del producto. La Corte Suprema acogió el recurso de casación en el fondo interpuesto por el oponente en contra la resolución del Tribunal de Propiedad Industrial que, confirmando la decisión de primer grado, rechazó la demanda …

La posibilidad de error o engaño, o riesgo de confusión en los consumidores, debe ser ponderado no únicamente mediante la comparación abstracta de las marcas, sino que también con la potencial respuesta del público consumidor enfrentado a ellas en concreto. Read More »